Receta: Rodaballo a la naranja

Nota
Este artículo se actualizó por última vez el 2022-04-22, es posible que el contenido no esté actualizado.

Rodaballo a la naranja

Ingredientes

  • Rodaballo en toros (rodajas), también vale salmón.
  • Cebolla
  • Coñac
  • Zumo de naranja (medio vaso aprox)
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen (of course)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Necesitas también un mechero o cerillas

Proceso

Esta receta se hace en cerocoma, así que el secreto es tener todo preparado para que no haya retrasos y se nos pase el pescado. Solo hay dos cosas que dan trabajo: cortar la cebolla bien fina y hacer el zumo de naranja. Así que ya sabes, exprimes una naranja antes de poner nada al fuego, y con el zumo que sobre te haces unos vermús y les echas un chorrito que queda genial.

La otra movida de la receta es quemar el coñac. Importante:

  • Tener la campana extractora bien limpita
  • Tener una tapa que pueda tapar sin problema el recipiente que estamos usando

En caso de que la cosa se complique lo primero es tapar el recipiente y apagar el fuego.

Cortamos la cebolla bien fina, la cantidad de cebolla depende de la cantidad de pescado pero debería cubrir toda la base del recipiente que usemos. Aquí podemos añadir también el perejil picado (es opcional)

En una sarten donde nos quepa todo el peixe sin amontonarlo, vale pota tb claro, sofreimos la cebolla picada finita hasta que quede transparente.

Añadimos el peixe previamente salpimentado a tu gusto. Le añadimos un buen chorro de coñac al pescado (a más pescado más coñac pero ojo no estás haciendo queimada, no te pases) y le prendemos fuego (Tienes la tapa en la mano, ¿no?)

Dejamos que arda bien el coñac y en cuanto se apague añadimos zumo de naranja, no te pases con el zumo tampoco, por que el pescado se va a hacer muy rápido y no queremos que quede sopa.

Y yasta, vigila el punto del pescado para que no se pase. Va bien con arroz blanco o patatas cocidas

Variante

Si lo haces con salmón y, antes de añadirlo a la cazuela, lo troceas en dados limpios de piel y espinas, te puedes montar un plato de pasta de éxito asegurado. Aquí gusta sobre todo con tallarines y espolverando pimienta recién molida sobre la pasta ya emplatada con la salsa.